Tendencias de vinos (en primavera)

Os dejamos este maravillos post de Cristina Romero

Terrazas preparadas y casas equipadas de flores. Aquí las bebidas de la temporada para hacer de cualquier momento un momento de primavera.

CRISTINA ROMERO | 25/3/2014

Ahora que llega el buen tiempo (cada vez queda menos) es hora de dejar de lado el café sólo hirviendo y darle protagonismo a esas botellas de vino que tanto polvo han cogido durante el invierno. Esto y un aperitivo en una terraza con la mejor compañía.

En invierno parece que hay que centrarse en saber escoger esas bebidas más consistentes, con más cuerpo y carácter, pero con los rayos de sol apetece tomarse algo más ligero y que deje un sabor más fresco en el paladar.

Pues dicho y hecho, la lista de los vinos más reclamados en esta temporada primaveral ya ha cogido forma y, aunque hay hueco para los tintos, el vino blanco hace los honores.

El primer vino encargado de abrir el apetito (o la sed) es un Villa M. Una versión muy dulce del clásico vino blanco y que permite disfrutar de cualquier velada sin necesidad de preocuparse por los grados. Su bajo contenido hace que la sensación sea más de refresco que de alcohol. Está pensando para tomar muy frío. Puede que el sabor también recuerde al champán.

Yllera 5.5 es otro blanco muy apegado a las mesas actuales. La composición es muy parecida al dulce Villa M, pero con un poco más de cuerpo. En términos más coloquiales se trata de un verdejo 100% y de un mosto ligeramente fermentado. Tiene una graduación de 5º y va muy bien para las comidas al aire libre. Si el otro recordaba al champán, éste le hace un buen homenaje a la sidra (como su botella).

Si la comida ha sido sustanciosa y no hay hueco para un capricho achocolatado, tampoco hay necesidad de renunciar al postre. Un Semillón puede ser el broche de oro a una comida. Su sabor es fuerte y precisamente por ese motivo está en la lista de los famosos vinos de postre franceses.

Una de las novedades de La Rioja es la intrusión de una auténtico Gewürztraminer. Su cultivo en estas tierras es relativamente temprano y el resultado no podía ser más productivo. En él destacan las notas afrutadas y con un ligero gusto a miel; algo que contrasta con su catalogación como vino ácido.

Para los vinos tintos también hay hueco, y el primero en dejarse ver es un Alcorta. Si los comensales desprender personalidad, qué menos que dotarles con un vino a su estilo. Su color granate despierta el interés por su sabor. Si alguien siente pasión por el vino, éste es su fiel compañero: crianza, reserva o garnacha, todos son aptos para convertirse en los anfitriones de la mesa. Una tierra riojana y las mejores técnicas de elaboración hacen de este vino lo que es: un verdadero regalo para el paladar.

El Vega Sicilia es otra de las mejores posturas que puede adoptar un ambiente distinguido y relajado. Se trata de un Ribera del Duero distinto, más fino y con un poder de atracción inmenso. Cuenta con una variedad de vino tinto fino en un 90%, dejando el resto al cabernet sauvignon.

Si las comidas entre amigos se acercan y las dudas sobre la bebida a servir se disparan, la solución está al alcance de la mano en la casa por excelencia del vino. Lavinia dispone de una amplia variedad de versiones que quitan el sentido; además de poder comprobar la excelencia de una buena cata.

Llega el buen tiempo y apetece refrescarse con versiones sibaritas de las bodegas. Qué mejor que disfrutar de estos vinos y de su sabor auténtico consiguiendo una buena oxigenación del vino hecha por uno mismo: algo manual y que convertirá al propietario del utensilio en la envidia de la pandilla. La única forma posible de obtener la alianza perfecta del gusto y el olfato: un decantador que filtra el vino.

http://esquire.es/actualizacion/1238/tendencias-de-vinos-en-primavera

Compra los mejores vinos en nuestra tienda Online